Angela Fiorenza | Tramonti
791
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-791,et_divi_builder,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0.2,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive,et-pb-theme-bridge,et-db,et_minified_js,et_minified_css

Hace más de 40 años, mis padres llegaron a un lugar mágico en las afueras de Bogotá, buscando un sitio para establecer su vivienda y crear un hogar lleno de amor. En ese entonces poco sabían que esa magia se iba a compartir con miles de personas que visitarían lo que hoy se conoce como Tramonti.

 

Lo que inició siendo una cabaña familiar llena de amor, hoy, 40 años después es un reconocido restaurante turístico en Bogotá, que ha convocado a lo largo de su historia personas de todos los rincones del mundo para vivir momentos memorables que quedarán por siempre en sus corazones.

 

Esta hermosa montaña rodeada de bosques, hadas y duendes, ha sido el espacio donde crecí viendo cada día los más inolvidables atardeceres y donde me entrené como empresaria. Ha sido una travesía tan hermosa como desafiante. Estar en esta empresa familiar, no solo me ha dado la oportunidad de formarme y de ejercer habilidades  administrativas, sino que ha fortalecido mi espíritu de muchas maneras. Hoy divido mis días entre estrategias de expansión y crecimiento para Tramonti, y mis grandes pasiones personales. Es mi espacio sagrado, mi base natural de creación y el lugar donde convoco a mi tribu, a mis amigos y a clientes maravillosos que le dan sentido a todo lo que hago.